En el mismo trayecto del sol

“Hay un país en el mundo en el mismo trayecto del sol” Pedro Mir

Hoy les quiero hablar de mi país, República Dominicana, mi amada Quisqueya.

Quise encontrar una forma especial de mostrarles el pedazo de tierra que es mi hogar, más que hablar de cosas, quiero hablarles de emociones, sensaciones,colores y sabores . Que mejor para esto que la pieza del loado poeta dominicano Pedro Mir.

Si yo fuera a escoger un fragmento del poema Hay un país en el mundo, definitivamente fuera este : Sencillamente
frutal. Fluvial. Y material. Y sin embargo
sencillamente tórrido y pateado
como una adolescente en las caderas.

Si somos un país exuberante, que realmente lo tiene todo, pero a la vez tórrido y pateado.

Pateado y subyugado más de una vez en la historia, una realidad que compartimos todos esos países con la etiqueta del tercer mundo, como dije en mi anterior articulo donde el canasto del dinero esta vacío, pero el de las virtudes esta rebosado. Aquí yo no vengo a hablar de riquezas materiales, aquí quiero hablarles de riqueza de personas, de naturaleza, de las cosas que realmente importan.

Si hablan con cualquiera que nos visite verán que todo el mundo les dirá que el mayor activo de este lugar es su gente, esa amabilidad y hospitalidad intrínseca del dominicano, es lo que cautiva a todo el que pasa por aquí.

La naturaleza. Esos paisajes de ensueño que hasta para los propios locales no son muy conocidos, que aunque comparto la idea de que nuestras playas son hermosas, pero lo que no se expone y lo inexplorado, lo es aún más y de eso es que quiero contarles. Este el lugar… “Donde ruedan montañas por los valles como frescas monedas azules, donde duerme un bosque en cada flor y en cada flor la vida” Pedro Mir.

Así de sublime yo veo nuestra naturaleza, nuestros campos, praderas y montañas, así de etérea y surreal es la belleza que se envuelve en cada rincón.

El país ubicado en el Archipiélago de azúcar y alcohol, seductor, robusto y dulce a la vez, así como el ron.

Aunque a veces las cosas no son perfectas somos de esos lugares “Donde un ángel respira”, aunque a veces como dijo el maestro Pedro Mir en su poema  “Arde una suplica pálida y secreta” si de esas cosas que todos quisiéramos que fueran mejor, pero a pesar de eso seguimos en el mismo trayecto del sol.

Dispuestos a irradiar luz para ti que vienes a visitarnos con una sonrisa plena, un corazón  alegre y las puertas abiertas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

4 comentarios sobre “En el mismo trayecto del sol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s